Muchas de las personas que solo hablan un idioma se ponen excusas para no lanzarse a aprender otro. Los motivos para no hacerlo van desde el típico “soy demasiado mayor” al clásico “si no voy a poder aprenderlo”. Lo cierto es que si hay muchas excusas para no aprender una nueva lengua, también las hay para sí aprenderla. Veamos:

* Un segundo idioma puede facilitar la obtención de un trabajo o un ascenso dentro de la misma empresa.

* Aprender otras lenguas permite la internacionalización de las empresas

* El aprendizaje de un idioma permite la superación personal a cualquier edad.

* Es posible aprender una nueva lengua a cualquier edad si se trabaja lo suficiente y se estudia.

* Aprender un idioma distinto te pone en contacto con otras culturas.

About these ads