Es curioso seguir las tendencias en el aprendizaje de idiomas alrededor del mundo. Si en los años 70 el francés era el rey del mambo, en los 80 comenzó la hegemonía del inglés que nos ha llegado hasta nuestros días. Pero, ¿qué están aprendiendo los que tienen el inglés como lengua materna? Ahora mismo, la tendencia es aprender chino.

En numerosas escuelas en EEUU se está comenzando a implantar el chino como segundo o tercer idioma, debido a la pujanza de este país en el panorama internacional. Niños, jóvenes y adultos se lanzan a aprender una nueva grafía, una nueva pronunciación y un nuevo idioma para poder entenderse con el gigante asiático. El debate está en la calle, ya que en Norteamérica se considera un lujo aprender una segunda o tercera lengua, a juzgar por lo que cuentan en el New York Times, pero poco a poco se van dando cuenta de que necesitan otros idiomas para poder mantener la globalización de sus empresas.

La buena noticia es que en Europa les llevamos alguna década de adelanto en el aprendizaje de nuevas lenguas.