En The Economic Times han publicado hoy un estudio en el que afirman que los niños bilingües resuelven problemas más fácilmente que los que no lo son, y que procesan las palabras más rápido. El estudio ha sido publicado por primera vez en Psychological Science journal of Journal of Association for Psychological Science, donde se revela que el conocimiento de una segunda lengua, incluso si se ha aprendido en la adolescencia, afecta a cómo la gente lee en su lengua materna.

Según este estudio, una vez has aprendido un idioma nuevo, no vuelves a ver las palabras del mismo modo. De hecho, el cerebro de los plurilingües procesa las palabras mucho más deprisa que los que sólo hablan un idioma, e incluso cuando están leyendo en su lengua materna, el conocimiento de un segundo idioma les hace leer más deprisa.

Según el estudio, el plurilingüismo tiene ventajas que se extienden desde la niñez a la vejez, sobre todo para detectar enfermedades mentales degenerativas como la demencia senil.