Portugal es un país que, pese a estar muy cercano geográficamente, es bastante desconocido para los españoles de a pie. Más allá del fado, del vino de Oporto u otros tópicos, poco sabemos de nuestros vecinos más cercanos. Como el objetivo de este blog no es hacer visitas turísticas, hoy os hablaremos del idioma que se habla allí, el portugués.

Repasemos cinco datos curiosos sobre esta lengua romance, al igual que hicimos con el griego hace poco.

1. El portugués tuvo su gran periodo de expansión entre los siglos XV al XVII, con la expansión de su imperio. Hoy en día es la lengua principal hablada en Portugal, Brasil, Angola, Guinea-Bissau, Mozambique, Cabo Verde, Santo Tomé y Príncipe y Timor Oriental.

2. El portugués moderno procede del idioma galaico-portugués. La primera gramática portuguesa, obra del presbítero y profesor de retórica de Coimbra Fernando de Oliveira, se publicó en Lisboa en 1536.

3. En el portugués de Portugal existen dos formas para decir “usted”: você y o/a senhor/a. La primera se usa con, por ejemplo, compañeros de trabajo con los que no se tiene confianza o con cualquier desconocido de tu misma edad (aunque los jóvenes están empezando a usar el tu para estas situaciones). La segunda se usa más para el usted en español, por ejemplo, con una persona mayor o un superior jerárquico.

4. En Brasil, sin embargo, se usa você con una persona conocida (con la misma idea del tú en España o el usted en Hispanoamérica) y o/a senhor/a en los demás contextos, aunque la idiosincrasia brasileña hace que se use poco. En plural, sin embargo, se usa vocês con la idea de vosotros (ya que el vós no se emplea) mientras que para decir ustedes (con carácter formal) se emplea os/as senhores/as.

5. En portugués existe tres clíticos, e decir modos de colocar los pronombres: proclítico (ej. Nada me disseram), enclítico (ej. Disseram-me nada) y mesclítico (ej. Dir-me-iam nada).