En Babelia Formación sabemos que el tiempo de nuestros alumnos es oro, y por lo tanto nos gusta que refuercen en casa lo aprendido durante la lección para poder ir más deprisa el día siguiente. Hoy os proponemos cinco maneras de repasar lo que se aprende sin mucho esfuerzo:

1. Unirse a un club internacional. Lo más seguro es que te manden la información en su idioma, así que al menos tendrás que traducirlo para entenderlo. Además, si es tu pasión te encantará conocer los puntos de vista de gente de todo el planeta.

2. Escuchando música. Esto ya lo hemos dicho, pero escuchar música mejora la pronunciación y el oído en la lengua que se quiera aprender.

3. Escuchar la radio aunque no se entienda. Con la llegada de Internet es muy sencillo escuchar emisoras de todo el mundo. Escuchar a alguien hablando afinará tu oído para ir cogiendo entonaciones y estructuras gramaticales.

4. Ver la televisión y las películas en otro idioma. Aquí es mejor que elijas buenos subtítulos, ya sea en tu idioma o en el que estás aprendiendo (mejor esto último)

5. ¡Y practica sin vergüenza! No tengas miedo a practicar tu nuevo idioma con turistas, con gente de la calle… Muchos de ellos estarán encantados de poder hablar en su idioma con un extranjero.