Seguro que conocéis muchos casos de personas que en su juventud dominaban cierto idioma pero con el paso del tiempo, han ido perdiendo la soltura. La gramática desaparece a pasos agigantados, igual que el vocabulario y llega un día en el que no recuerdas lo más básico.

Cierto es que para estas personas, ponerlas en un nivel básico sería un gran atraso porque la tarea que tendrían que hacer sería de “recuerdo” frente a todos los alumnos que tienen que aprender de cero. Para este tipo de necesidades se han puesto en marcha cursos de reciclaje de idiomas con los que repasar las dudas fundamentales en los que el aprendizaje de la gramática y el vocabulario es más rápido que en los cursos de idiomas, porque probablemente el alumno vaya recordando cosas nuevas conforme vaya recibiendo más lecciones.

En resumen, los cursos de reciclaje de idiomas son una muy buena opción para reengancharse al aprendizaje, que será más rápido y efectivo que otras posibilidades, haciendo las clases más interesantes para todos.