Hoy hemos conocido la noticia de que el castellano es el quinto idioma más hablado en toda la Unión Europea, por detrás del inglés, francés, alemán e italiano. Aquellas empresas que tengan vocación de internacionalización, tendrán que decantarse por cualquiera de los idiomas anteriores, en combinación con el nuestro, si quieren llegar a más lugares.

Es cierto que el español es uno de los idiomas más estudiados en Europa, con 25.000 estudiantes anuales, que permanecen en nuestro país una media de seis meses y medio. Además, los españoles somos el tercer país que más personas envía a estudiar al exterior por después de Alemania y Francia.

Solamente el estudio de otra lengua en combinación con el castellano puede garantizar la expansión de una empresa por la Unión Europea, uno de los mercados más ricos del mundo.