En tiempos de crisis, es el momento de buscar una solución para encontrar o mejorar el trabajo. Según un estudio de Adecco, un 26% de los españoles estudiarían un nuevo idioma para encontrar empleo, y hay una proporción similar entre los que creen que hablar una segunda lengua les va a ayudar a mejorar en el suyo.

Entre los idiomas, el inglés es el más demandado, pero poco a poco se está normalizando aprender otras lenguas para internacionalizar las empresas. Así, hay más demanda de chino o árabe para abrir el mercado a otras economías emergentes.