Aprender inglés no es que esté de moda, es que se ha vuelto algo imprescindible para moverse por el mundo. En los negocios, en los viajes ¡e incluso en los deportes! El inglés se ha convertido en la llave que abre todas las puertas.

Hoy hemos sabido que en Zaragoza, por ejemplo, las escuelas de idiomas están desbordadas ante la avalancha de gente que quiere aprender inglés. El mayor desfase, según la información aparecida en El periódico de Aragón, se sitúa en los niveles básicos aunque se mantiene incluso en los superiores en menor medida.

El siguiente idioma más demandado en esa localidad es el francés y han observado un enorme crecimiento de la demanda del chino con respecto a años anteriores. Muchos de estos estudiantes tendrán que elegir caminos alternativos en la enseñanza privada o esperar a que se amplíe la oferta el próximo año.