En otras ocasiones hemos hablado por aquí del método de aprender nuevas lenguas a través de la música. Recordar la letra de las canciones y su significado nos puede sacar de más de un apuro lingüístico si sabemos usarlas en el momentooportuno.

Recientes estudios han demostrado la utilidad de la música para que los niños aprendan otros idiomas, siendo que se están comunicando en lenguas que no les resultan extranjeras del todo, ya que la música les sirve como vehículo universal de lo que quieren expresar. Los profesores, además, les ayudan gesticulando indicando lo que significan las palabras, cosa que puede ser utilizada también por los adultos como truco mnemotécnico.

Cualquier momento puede ser bueno para repasar el idioma extranjero, gracias a la facilidad de escuchar música tanto por la calle como durante la jornada laboral. ¡O incluso en una discoteca!