Según ha publicado Onda Cero, este verano ha aumentado la demanda de cursos de idiomas en el extranjero frente a otros años en los que los viajes más demandados eran solo de placer. Más de 100.000 españoles han solicitado estas vacaciones en vez de las tradicionales, aprovechando los días libres para perfeccionar un idioma.

En los últimos años se ha visto un cambio de tendencia y cada vez más se contratan estos cursos de idiomas en el extranjero por parte de gente mayor y para aprender idiomas distintos al inglés. En su mayoría, un 63%, son niños u adolescentes, pero también hay adultos que se enfrentan a un mercado laboral cada vez más complicado. Los adultos que salen a aprender un idioma han aumentado un 9%.

El 94% buscan estudiar inglés, sin embargo el francés, el alemán, el italiano y el chino están en plena expansión.