En España siempre hay un clima que nos induce a pensar que el inglés es un idioma difícil de aprender pero seguro que pocos os habéis parado a pensar cuáles son los idiomas difíciles para un angloparlante. En el blog Asintl nos hablan de un test que hacen en el ejército estadounidense para determinar la dificultad de aprender un idioma extranjero.

Los idiomas más fáciles que le requieren menos tiempo a un angloparlante son el holandés, portugués, francés e italiano. ¿Sorprendidos? Los idiomas más difíciles son el alemán e indonesio pero en todos los listados aparecen como más difíciles de todos son el polaco, ruso, checo, eslovaco, persa, turco, tailandés y vietnamita.

Por supuesto, en la última categoría están los idiomas que requieren aprender un alfabeto nuevo como el árabe, el coreano, el chino y el japonés.