Según un estudio de la Universidad de San Diego, las personas bilingües desarrollan con más facilidad una serie de funciones por lo que aprender varios idiomas supone un enriquecimiento de la actividad cerebral, según un estudio. Este estudio, que se dio a conocer la semana pasada, se ha realizado en personas cuyo idioma dominante es el español pero que utilizan el inglés para otras actividades.

Matt Leonard, del departamento de Ciencia Cognitiva en UCSD y principal investigador en el estudio, dijo a Efe que “es sorprendente dominar un solo idioma, pero es incluso más increíble que seamos capaces de aprender dos o más”. “En general, hemos encontrado que en el lenguaje con menos habilidad el cerebro recluta muchas áreas más que las involucradas en procesar el idioma dominante”, dijo Leonard.
Utilizando tecnologías que se consideran no invasivas, los investigadores registran la actividad cerebral de hispanoparlantes mientras leen palabras en su español nativo y luego en inglés.

Los investigadores buscan localizar las áreas del cerebro que presentan respuestas más focalizadas hacia el inglés, posiblemente reflejando el mayor esfuerzo que se ejerce al entender palabras en el segundo idioma.