Si ayer hablábamos de las maneras de practicar los idiomas en vacaciones interactuando con nativos, hoy queremos presentaros varias formas de practicar otras lenguas en vacaciones o en vuestro tiempo de ocio, sin que necesitéis interactuar con otros proactivamente:

1. Comienza a escribir un blog en el idioma que estés aprendiendo (también vale tuitear o entrar en alguna red social que te parezca adecuada).

2. Rescata algún libro de los que no te puedes leer durante el resto del año por la rutina. Cómprate una revista escrita en el idioma que estás aprendiendo

3. Escucha alguna emisora por Internet del idioma que más te guste, o bájate algún podcast de iTunes.

¿Se os ocurre alguna manera más?