En la trayectoria de cualquier persona que quiere aprender un idioma hay cuatro pilares fundamentales que es necesario dominar. Estos serían:

– Dominio del idioma por escrito, para poder comunicarse en una lengua con corrección y sin errores ni ortográficos ni gramaticales.

– Dominio del idioma hablado, para poder expresarse con palabras con naturalidad

– Comprensión lectora, entender lo que cuenta un texto sin usar un diccionario

– Comprensión oral, comprender a los hablantes de un idioma sean de la procedencia que sean (nativos o no).

Una vez dominados estos cuatro puntos, se puede afirmar que se domina una lengua a la perfección.