En ocasiones, los alumnos llegan a casa y no recuerdan algo de lo aprendido en clase. Como hemos visto en otras ocasiones, YouTube puede ser una herramienta muy práctica en estos casos, ya que nos puede ayudar a recordar no solo la pronunciación sino también la grafía. Un ejemplo lo tenemos en el siguiente vídeo en el que no solo nos dicen los números en chino sino que también podemos ver cómo se escriben:

En este otro vídeo, en cambio, se nos muestran niños que hacen con los dedos los gestos chinos que indican números, muy diferentes de los nuestros:

¿Os atrevéis a repetir en casa el vocabulario?