En ocasiones, a las empresas no les basta con saber que sus trabajadores dominan una lengua sino que tienen que demostrarlo de alguna manera. Especialmente las multinacionales, es necesario que si nuestros empleados hablan inglés tengan títulos homologados como el TOEFL, el First Certificate o el Advance.

Writing Exams

Los exámenes homologados certifican que quien los apruebe tiene un nivel reconocido en todo el mundo. Estos exámenes prueban que los aprobados no solo hablan una lengua extranjera, sino que pueden comprenderla de manera oral, escrita y pueden escribir en ese idioma.

Una de las preocupaciones de las empresas es que sus trabajadores consigan aprobar estos exámenes de una manera sencilla, que no les reste tiempo laboral y poder demostrar así las aptitudes de su plantilla a nivel internacional.

Imagen de CCarlstead