Si la semana pasada apuntábamos a aprender villancicos como manera de aprender a hablar mejor un idioma, hoy os vamos a dar otro consejo. También se pueden aprender idiomas mediante el estudio de las costumbres típicas, ya que conociéndolas se aumenta el vocabulario relacionado con las fiestas.

El aprendizaje de las costumbres navideñas además favorece la socialización con las personas extranjeras ya que se aprenden nuevos temas sobre los que se puede hablar dando lugar a conversaciones más fluidas y naturales. La construcción de referentes comunes es una parte muy importante de la comunicación interpersonal.