Muchos de los alumnos que se acercan a Babelia Formación nos preguntan qué pueden hacer para aprender el idioma extranjero más deprisa y más correctamente. La verdad es que, además del estudio, hay algo que se puede hacer y que no está relacionado al menos directamente con la lengua extranjera y es cuidar mucho la manera de utilizar la lengua nativa.

Cuidando el uso de la lengua nativa de cada uno desarrollamos unas estructuras mentales que nos facilitan el aprendizaje de la lengua nueva. Hablar respetando las reglas gramaticales de nuestra lengua, no solo nos ayuda a fijar las estructuras de vocabulario y creación de frases sino que también supone una mayor rapidez para adquirir estructuras nuevas, ya sean similares como en el caso de las lenguas romances sino también otras más alejadas de la nuestra como pueden ser el inglés o el alemán.

Respetar las normas gramaticales y no cometer laísmos, loísmos y utilizar de manera correcta los tiempos verbales nos ayudará a entender mejor cómo se usan los equivalentes en otras lenguas. ¿Os animáis a perfeccionar vuestro castellano?