Un estudio de la Universidad de Granada ha demostrado que el bilingüismo mejora las capacidades de atención y la memoria. Esta investigación no viene sino a confirmar que hablar más de una lengua tiene más ventajas de las meramente comunicativas.

Para llegar a esta conclusión, los científicos de la Universidad de Granada han llevado a cabo una serie de experimentos con personas bilingües en español y en inglés que utilizaban con frecuencia ambas lenguas. Los sujetos eran sometidos a una serie de pruebas en las que se medía el tiempo de respuesta y su actividad cerebral. Sus resultados muestran que una persona bilingüe “activa” los dos idiomas a la vez incluso en situaciones en que necesita solo uno, una activación que unas veces supone una ventaja y otras una dificultad.

Para resolver el conflicto entre los dos idiomas que se activan y que la persona pueda seleccionar el que es apropiado es necesaria la actuación de un mecanismo atencional que implica la parte prefrontal del cerebro y que inhibe aquel término que en el contexto no es apropiado, demostrando que se puede ignorar información interna. Tras las pruebas llevadas a cabo, los investigadores han demostrado que el cerebro puede responder de forma diferente con entrenamiento y que el aprendizaje de otro idioma es, de algún modo, un entrenamiento.