El aprendizaje de idiomas no tiene por qué ser una tarea tediosa y ya hemos visto en este blog otras maneras de aprender una nueva lengua de manera más rápida y efectiva. La repetición de sonidos rítmicamente, como hemos visto, es una de las maneras en las que podemos recordar mejor las palabras aprendidas.

La poesía puede ser el mejor complemento a la música para el aprendizaje de idiomas mediante la rima. Lo ideal es que los alumnos sean capaces de recordar y comprender poesías, lo que les servirá para retener más palabras y para comprender mejor el uso de expresiones, giros gramaticales, preposiciones…

Según el nivel de los alumnos se pueden ir eligiendo poesías más complicadas. Si bien las infantiles nos ayudarán en los tramos en los que los estudiantes no tienen mucho nivel, luego hay que ir complicando las rimas hasta llegar a niveles más oscuros. Trabajar con poesía permite explorar los significados de las palabras, conocer metáforas e imbuirse en los referentes culturales de una lengua.