España no tiene muy buena fama en cuanto a su nivel de inglés. Más bien se nos conoce como un país en el que la gente no habla inglés.

Si un extranjero pregunta a un español esperando una respuesta en inglés, se puede encontrar de todo: tanto gente que le conteste perfectamente, otros que contesten chapurreando y algunos que ni entiendan la pregunta. De hecho, los europeos suelen hablar de esto y se preguntan por qué no hablamos inglés como otros países de Europa que lo dominan.

 

Pues parece que nos hemos puesto las pilas y empieza a percibirse un pequeño avance y esfuerzo por nuestra parte.

Según el EF EPI (estudio del English Proficiency Index elaborado por Education First), España ha mejorado su nivel de inglés  durante el último año.

 

Este estudio ha evaluado el nivel de 1,7 millones de adultos de 54 países de todo el mundo. Para hacerlo, los adultos han pasado una prueba que valoraba las distintas destrezas de la lengua: gramática, léxico, comprensión lectora y oral siguiendo los parámetros establecidos por el MCER (Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas).

Según dicho estudio, España ha subido 6 puestos en el ranking mundial con respecto a 2011, colocándose así en la posición número 18.

Las primeras posiciones las ocupan países europeos, sobre todo, países del norte de Europa. Destacan así Suecia, Dinamarca, Países Bajos, Finlandia, Noruega, Bélgica, Austria, Hungría, Alemania, Polonia y la República Checa.

También según este estudio, el dominio de las mujeres es ligeramente superior al de los hombres.

 

En el ranking europeo nos encontramos en el puesto número 14. Así que habrá que seguir mejorando y subiendo practicando con las diferentes oportunidades que nos ofrece el mercado, como por ejemplo, las clases de inglés para empresas, nuestra especialidad.