Es cierto que la mayoría de los países reciben el Año Nuevo con fuegos artificiales normalmente, pero algunos de ellos, como España con las “uvas de la suerte”, tienen tradiciones o costumbres de lo más curiosas.

Hoy os vamos a hablar de una original costumbre alemana, que lamentablemente ya no está muy extendida pues se ha ido perdiendo con los años.

Dicha tradición se llama “Bleigiessen“, que en castellano sería algo así como “fundir plomo” y consiste en lo siguiente:

520px-Bleigiessen-Vorgang

De una en una, se irán fundiendo varias piezas de plomo en una cuchara sobre una vela, y cuando están fundidas, son arrojadas en agua fría, donde tomarán una forma sólida que después será interpretada como señal del futuro que nos espera en el año que se acerca. Tanto el aspecto de las piezas de plomo como las sombras que proyecten, serán las claves para intuir nuestro futuro.

Las formas positivas son presagio de algo bueno; por el contrario, las formas negativas advierte de malos acontecimientos.

Existen listas para aprender a interpretar las diferentes formas del plomo, por ejemplo: un corazón es señal de enamoramiento, las flores representan una nueva a mistad…

Sin embargo, el Bleigissen es perjudicial para la salud ya que el plomo es bastante tóxico y en algunas ocasiones se cambia el plomo por estaño, o por una mezcla de los dos, o simplemente se hace con cera.  si os animáis, existen listas en internet que se pueden consultar.