A la hora de plantearse aprender un idioma, todos los alumnos dudan ante cuál ponerse. Si se quiere empezar desde cero, la elección se complica. El portal Excite ha publicado cuáles son los idiomas más demandados en las ofertas de trabajo, lo que podría ayudar a los trabajadores a elegir una lengua entre todas las que se ofertan en su localidad.

Según los datos publicados en Universia, el alemán, el chino mandarín y el inglés son las lenguas que más ofertas de trabajo acaparan. Por ejemplo el alemán es muy demandado ya que Alemania tiene un objetivo de llegar al pleno empleo en 2015.

China se ha puesto en la mente de todos después de cerrar los tratos que tuvieron lugar la semana pasada y se ha colocado en el centro del interés empresarial español. Para poder culminar con éxito las relaciones comerciales con este país, se hace imprescindible que los empleados hablen ese idioma o al menos el inglés, que es la lengua común para comunicarse en todo el mundo y que es la más demandada en todas las academias.

Anuncios

Según un estudio de la consultora Roland Berger, la presencia española en China ha crecido un 70% en los últimos tres años, a pesar de la inseguridad y de los problemas de las falsificaciones. Más de 600 empresas españolas, PYMEs en su mayoría, están presentes en China según el ICEX.

A la cabeza de la presencia española en el gigante asiático están firmas como Zara, Mango, Adolfo Domínguez, Roca o Cosentino. Cualquier empresa española que quiera tener presencia en China, con un potencial mercado de 1.300 millones de habitantes, debe registrar la marca en ese país, bien como extensión de la marca nacional, o bien inscribiéndola directamente allí.

Uno de los principales temores de los empresarios españoles son las copias y las falsificaciones de su marca, según señala el estudio. Por ello, inscribir la marca ante las aduanas puede ser un buen remedio para que sólo la propia empresa pueda exportarla. Además es fundamental que al menos los trabajadores en puestos de responsabilidad sean capaces de expresarse con soltura en el idioma chino para poder comprender mejor las complejidades del mercado.

En determinados sectores, apunta el informe, es imprescindible entrar vía ‘joint venture’, motivo por el cual es importante también firmar un acuerdo de confidencialidad y exclusividad para tener la colaboración con el socio lo más atada posible. Actualmente, la cifra de inscritos a la Cámara Española en China supera los 430 asociados.

Frente a un mercado europeo de tan sólo 500 millones de personas, el mercado chino, con 1.300 millones de habitantes que suponen el 20% de la población mundial, tiene un gran potencial.

Además, las clases medias urbanas chinas aumentan su peso relativo con gran rapidez y se estima que en 2015 alcanzarán el 49% del total de la población. “Estas clases medias constituyen el principal factor de incremento del consumo”, según Javier de Paz, socio responsable del Centro de Competencia de Bienes de Consumo y Distribución de Roland Berger en España.

En ocasiones, los alumnos llegan a casa y no recuerdan algo de lo aprendido en clase. Como hemos visto en otras ocasiones, YouTube puede ser una herramienta muy práctica en estos casos, ya que nos puede ayudar a recordar no solo la pronunciación sino también la grafía. Un ejemplo lo tenemos en el siguiente vídeo en el que no solo nos dicen los números en chino sino que también podemos ver cómo se escriben:

En este otro vídeo, en cambio, se nos muestran niños que hacen con los dedos los gestos chinos que indican números, muy diferentes de los nuestros:

¿Os atrevéis a repetir en casa el vocabulario?

Aunque el inglés sea la lengua que tiene copada la mayoría de las clases de idiomas, cada vez hay más demanda de las lenguas que hace unos años denominábamos “exóticas” debido a la apertura de los mercados. Estas lenguas se denominan “exóticas” por la baja demanda que existía hasta ahora de ellas.

Dentro de esta etiqueta tendríamos el chino mandarín, árabe, coreano y portugués entre otras. El aprendizaje de estos idiomas es creciente, ya que saber chino, coreano o portugués abre nuevas oportunidades laborales, culturales, de entretenimiento y de acceso a la información. Esas lenguas pueden ser el camino hacia una expansión económica o personal debido a que te permiten ponerte en contacto con un mayor número de personas en todo el mundo.

Y es que, según señala el último informe del Foro Empresarial sobre Multilingüismo, creado por la Comisión Europea, “la necesidad de mantener la ventaja yendo más allá del inglés se dejará sentir de forma más acuciante”. En este sentido, el ruso y sobre todo el chino están experimentando un auténtico “boom”, especialmente desde que China ha despegado como potencia económica mundial.

En plena crisis mundial, las economías internacionales están reposicionándose y están emergiendo nuevas potencias, como China que la semana pasada adelantó a Japón y se colocó como segunda potencia económica mundial.

De hecho, cada vez hay más demanda de aprendizaje de chino en las empresas y es esta lengua, junto con el portugués, las que más están ascendiendo en detrimento de otras que típicamente se han estudiado más como el francés. El inglés sigue siendo la lengua más demandada seguida por el francés, pero cada vez hay más alumnos interesados en aprender chino o portugués.

Muchas empresas ya están comenzando a expresar su interés pro el aprendizaje de estas nuevas lenguas, ya que muchos empresarios chinos se sienten más cómodos haciendo negocios en su propio idioma, por lo que solo los mejor preparados en esta lengua conseguirán conquistar su nicho.

A la hora de elegir qué idioma aprender, siempre conviene saber a quién nos vamos a dirigir y sobre todo el número de hablantes que tiene la lengua que queramos utilizar para comunicarnos. Por ejemplo si nuestra empresa es una tecnológica, es mejor que nuestros empleados hablen japonés antes que otros idiomas menos utilizados en el mundo de las nuevas tecnologías.

Así las cosas, veamos cuáles son los idiomas más hablados en el mundo, según el blog Trusted Translations:

1. El chino mandarín, hablado por un 23% de la población mundial, 845 millones de personas.

2. El español, con más de 358 millones de hablantes nativos, es uno de los idiomas que están ascendiendo más rápidamente tanto en los países que lo usan como primera lengua como otros que lo están aprendiendo.

3. El inglés, con 322 millones de nativos, es uno de los idiomas oficiales de las principales organizaciones internacionales como las Naciones Unidas.

4. El hindi y el urdu. Con más de 200 millones de hablantes nativos, el hindi y el urdu son un solo lenguaje desde el punto de vista fonológico y morfológico. El hindi es el idioma oficial de la India y el urdu lo es de Paquistán.

En España siempre hay un clima que nos induce a pensar que el inglés es un idioma difícil de aprender pero seguro que pocos os habéis parado a pensar cuáles son los idiomas difíciles para un angloparlante. En el blog Asintl nos hablan de un test que hacen en el ejército estadounidense para determinar la dificultad de aprender un idioma extranjero.

Los idiomas más fáciles que le requieren menos tiempo a un angloparlante son el holandés, portugués, francés e italiano. ¿Sorprendidos? Los idiomas más difíciles son el alemán e indonesio pero en todos los listados aparecen como más difíciles de todos son el polaco, ruso, checo, eslovaco, persa, turco, tailandés y vietnamita.

Por supuesto, en la última categoría están los idiomas que requieren aprender un alfabeto nuevo como el árabe, el coreano, el chino y el japonés.