Newspaper and tea

Una manera de practicar idiomas en casa puede ser entregarse a la lectura de los diferentes periódicos digitales. Lo ideal es elegir una noticia que sea mundial (por ejemplo hoy en todas partes aparecen los ganadores de la Super Bowl) y leerla en varios idiomas de lengua extranjera, de la lengua que estemos estudiando.

Si ya conocemos la noticia, nos será más fácil comprenderla en el idioma que no es el nuestro y además comparando dos fuentes distintas conseguiremos conocer más palabras de una misma temática. Se puede intentar aprender también cuál es la ideología de cada medio de comunicación viendo cómo cuentan cada información.

Si preferimos practicar un poco nuestros ejercicios de comprensión oral, se puede intentar descargarse de internet las noticias de una emisora conocida comparándolas con lo que esté escrito en la misma. Conoceremos mejor así cómo se pronuncian las diferentes palabras mientras nos mantenemos informados de lo que sucede en el mundo.

Imagen de Matt Callow

Anuncios

Un estudio de la Universidad de Granada ha demostrado que el bilingüismo mejora las capacidades de atención y la memoria. Esta investigación no viene sino a confirmar que hablar más de una lengua tiene más ventajas de las meramente comunicativas.

Para llegar a esta conclusión, los científicos de la Universidad de Granada han llevado a cabo una serie de experimentos con personas bilingües en español y en inglés que utilizaban con frecuencia ambas lenguas. Los sujetos eran sometidos a una serie de pruebas en las que se medía el tiempo de respuesta y su actividad cerebral. Sus resultados muestran que una persona bilingüe “activa” los dos idiomas a la vez incluso en situaciones en que necesita solo uno, una activación que unas veces supone una ventaja y otras una dificultad.

Para resolver el conflicto entre los dos idiomas que se activan y que la persona pueda seleccionar el que es apropiado es necesaria la actuación de un mecanismo atencional que implica la parte prefrontal del cerebro y que inhibe aquel término que en el contexto no es apropiado, demostrando que se puede ignorar información interna. Tras las pruebas llevadas a cabo, los investigadores han demostrado que el cerebro puede responder de forma diferente con entrenamiento y que el aprendizaje de otro idioma es, de algún modo, un entrenamiento.

En ocasiones, a las empresas no les basta con saber que sus trabajadores dominan una lengua sino que tienen que demostrarlo de alguna manera. Especialmente las multinacionales, es necesario que si nuestros empleados hablan inglés tengan títulos homologados como el TOEFL, el First Certificate o el Advance.

Writing Exams

Los exámenes homologados certifican que quien los apruebe tiene un nivel reconocido en todo el mundo. Estos exámenes prueban que los aprobados no solo hablan una lengua extranjera, sino que pueden comprenderla de manera oral, escrita y pueden escribir en ese idioma.

Una de las preocupaciones de las empresas es que sus trabajadores consigan aprobar estos exámenes de una manera sencilla, que no les reste tiempo laboral y poder demostrar así las aptitudes de su plantilla a nivel internacional.

Imagen de CCarlstead

El fin de semana ha saltado a la palestra el tema de las películas en versión original frente a las dobladas debido a que el ministro de educación ha sugerido que la propagación de más películas en versión original mejoraría el nivel de conocimiento de idiomas extranjeros para los españoles. Las reacciones no se han hecho esperar, ni desde el gremio de los actores de doblaje ni desde los cines de versión original o los profesores.

Todos coinciden en que aumentar la oferta de películas en versión original mejorará al menos la comprensión oral de los idiomas extranjeros. La ministra de Cultura se ha ofrecido a abrir el debate, que ha considerado “muy interesante”.

El ministro de Educación ha recordado que España es uno de los países europeos en los que se hablan menos idiomas extranjeros.

Eurostat, la oficina de estadística europea, publicó la semana pasada un informe en el que hablaban sobre el dominio de las lenguas extranjeras en diferentes países europeos. En ese informe, cuentan que en 2007, el 46,6% de los españoles entre 25 y 64 años reconocía no tener noción alguna de ningún idioma extranjero, frente al 38,3% de la media de la Unión Europea.

En suspenso en idiomas dentro de la Unión Europea sólo nos supera Rumanía, con el 75%, y Portugal, con el 51,3% de ciudadanos que no hablan ningún idioma además del propio. Los malos datos sobre España en cuanto a la población adulta y su conocimiento de lenguas contrastan con los de los niños en edad escolar, mucho más esperanzadores ya que en 2008, también según Eurostat, nada menos que el 98% de los alumnos de educación primaria estudiaba al menos una lengua extranjera, lo que nos sitúa muy cerca de los países que llegan al 100%, como son Suecia y Luxemburgo.

Según un estudio del Departamento de Ciencia Cognitiva de la Universidad de California de San Diego, el cerebro de las personas bilingües desarrollan con más facilidad unas funciones que enriquecen la actividad cerebral. Matt Leonard, del departamento de Ciencia Cognitiva en UCSD y principal investigador en el estudio, dijo a Efe que “es sorprendente dominar un solo idioma, pero es incluso más increíble que seamos capaces de aprender dos o más”.

“En general, hemos encontrado que en el lenguaje con menos habilidad el cerebro recluta muchas áreas más que las involucradas en procesar el idioma dominante”, dijo Leonard. Utilizando tecnologías que se consideran no invasivas, los investigadores registran la actividad cerebral de hispanoparlantes mientras leen palabras en su español nativo y luego en inglés.

Los investigadores buscan localizar las áreas del cerebro que presentan respuestas más focalizadas hacia el inglés, posiblemente reflejando el mayor esfuerzo que se ejerce al entender palabras en el segundo idioma.

Ya se sabe que en Asia nos llevan años de adelanto, por eso esta noticia debe tocarnos la conciencia porque es posible que esta situación se dé en España en unos años. Y es que en Japón, las empresas están poniendo el dominio del inglés como condición para contratar nuevos trabajadores y para mantener en su puesto a los que ya están.

Así lo ha señalado Economic Times, un diario de la zona asiática, que además ha indicado que las principales marcas ya están trabajando para que toda su plantilla se comprenda de personas que hablen tanto inglés como japonés para poder penetrar más facilmente en el mercado mundial. Además, se están llevando a cabo tests para conocer el nivel de inglés de los trabajadores, a fin de tenerlo en cuenta para futuros ascensos y renovaciones de contrato.

Esta situación es poco probable que se dé en España pero por si acaso, nunca es demasiado tarde para empezar a aprender inglés.