Una de las preguntas que se hacen los alumnos cuando comienzan a aprender una nueva lengua es en cuánto tiempo la hablarán. Como hemos dicho en otras ocasiones, no existe una fórmula mágica para aprender idiomas, pero sí que se puede prever cuánto te llevará incorporar una nueva lengua.

La motivación es uno de los factores más importantes, pero también influye si conoce otros idiomas afines al que quiera aprender y si ha aprendido algún idioma previamente, porque ello le habrá dotado de unas herramientas para aprender más deprisa.

Así pues, la pregunta de cuánto tiempo se tarda en aprender un idioma tiene una respuesta muy compleja. Eso sí, si el alumno está motivado ya tiene una parte muy grande del camino andado.

Anuncios

Cuando alguien se apunta a aprender un idioma, una de las cosas que más le interesa saber es cuánto va aprendiendo, cómo evoluciona su conocimiento en la lengua extranjera. Hay muchas maneras de medir este progreso, sobre todo a través de pruebas y tests para ver sus aptitudes.

Otra de las maneras de medir su progreso en otra lengua es medir el tiempo que le ha dedicado el alumno a la escucha de conversaciones en el idioma que está aprendiendo, mediante la radio, mediante audios grabados ex profeso para aprender o a través del visionado de películas o series de televisión. Tal vez midiendo el tiempo que se dedica a estos menesteres no sabemos cuánto aprende, sino sólo cuánto tiempo ha estado expuesto a la escucha de la nueva lengua.

Esta es una manera de ir aprendiendo otros idiomas de una manera lenta pero segura, y de ir solo hacia una evolución a más. ¿Vosotros cómo lo veis?

A la hora de aprender un idioma, como hemos visto en otras ocasiones, tenemos distintas variantes en las que hacer énfasis. La lectura, la escritura, la comprensión oral y la expresión oral y cada alumno tiene unas necesidades distintas. En manos del profesor está evaluar qué es lo más urgente y enseñar a cada uno lo que más necesita.

Las últimas corrientes didácticas apuntan a hacer más énfasis en el aprendizaje oral ya que el resto vendrá por sí mismo detrás. La verdad es que en Babelia Formación hacemos un análisis exhaustivo de las necesidades de cada alumno y de en qué campos va a necesitar utilizar la lengua.

Evidentemente no es lo mismo enseñar a alguien que se dedica a hablar por teléfono que a alguien que necesita presentar informes. ¿Vosotros para qué usáis las lenguas extranjeras?

Hay a quien le incomodan las pruebas de nivel antes de comenzar a recibir clases de un idioma, pero lo cierto es que para los profesores son una de las armas más importantes a la hora de enseñar correctamente cualquier lengua. Las pruebas de nivel nos dan una pista sobre la aptitud, la madurez de los alumnos, las carencias y cómo hacer grupos si sus niveles son heterogéneos.

Mucha gente se pregunta cómo prepararse para estas pruebas, pero lo cierto es que la mejor preparación es que no haya preparación, porque así podremos medir realmente qué es lo que sabe. No sirve de nada que alguien se dé un atracón la noche anterior para aprenderse una lista de verbos en alemán, por ejemplo, si al día siguiente los va a olvidar todos, retrasando al resto de la clase.

Para que una prueba de nivel sea efectiva, lo mejor es hacerla en escalones de dificultad y evaluando lo que más vaya a utilizar el alumno en su vida diaria. Lo ideal es que esas pruebas incluyeran, además de exámenes escritos, otros orales y de comprensión auditiva para que estén completas del todo.