Las Naciones Unidas eligieron el pasado 23 de abril como el día mundial de la lengua inglesa, coincidiendo con el aniversario de la muerte de William Shakespeare. Con este ya son seis los días mundiales que conmemoran distintas lenguas y culturas.

En marzo se conmemoró el día mundial del idioma francés que se viene a unir al resto de días conmemorativos de idiomas existentes: árabe, chino, ruso y español. Con la celebración del día del idioma inglés, la ONU ratifica este idioma como la lengua franca de nuestros días, y recuerda que a lo largo de su historia ha absorbido palabras de otros idiomas como el francés, el latín o el griego.

El día mundial del francés se celebra el 20 de marzo, coincidiendo con el aniversario de la fundación de la organización La Francophonie. El día del idioma ruso será el 6 de junio, el aniversario de Aleksandr Pushkin; el día del idioma árabe es el 18 de diciembre, cuando la Asamblea General de la ONU aprobó este idioma como oficial y el día del español será el 12 de octubre. Aún tienen que votar qué día se celebrará el Día del Idioma Chino.

Anuncios

El estudio ELAN, llevado a cabo en empresas de la UE, analiza la situación del multilingüismo en las pequeñas y medianas empresas (PYME) así como su productividad. En el informe se explica que las lenguas que más se utilizan en los mercados extranjeros son el inglés (69,2%), el francés (55,3%) y el español (40,8%), pero sólo un 11,2% el portugués y un 12,4% el alemán, a pesar de ser estos dos mercados principales.

Las empresas todavía utilizan poco los servicios de traducción e interpretación, aunque se empiezan a usar en las lenguas de mercados emergentes como por ejemplo China y Rusia. El multilingüismo es una oportunidad inmejorable para la internacionalización de las PYMES , pero en el estudio se ha visto que en España no se dominan lo suficiente las lenguas de algunos mercados principales y emergentes, por lo que hace falta invertir en ello para consolidar la internacionalización de la economía.

El 15,5% de las empresas encuestadas tienen intención de comerciar en nuevos mercados, y muchos de estos mercados reclaman el conocimiento de lenguas como chino, ruso, japonés o árabe. A pesar de que China y Rusia son el segundo y tercer mercado en que quieren comerciar en el futuro las empresas, sólo un 1,8% y un 1,1% prevén formar a sus trabajadores en chino y ruso durante los próximos tres años. Hay una confianza excesiva en la autosuficiencia del inglés como lengua franca internacional, como demuestra el hecho de que el 90% de las firmas creen que necesitarán formación en inglés.

Aprender idiomasUn estudio de la Universidad de Pensilvania sostiene que los idiomas hablados por más gente tienen una gramática más simple que los más minoritarios y además se expanden más rápido. Gary Lupyman explicó que él y su compañero estuvieron estudiando la manera en la que funcionaban los plurales, las frases con sujeto elíptico y otros aspectos gramaticales y se preguntó si había alguna relación entre quiénes hablaban un lenguaje y su complejidad.

Tras su investigación, resultó que los idiomas hablados por más gente tienden a tener sistemas pronominales y numéricos más sencillos. Sin embargo, no se fijaron en la pronunciación, sino solamente en la estructura del lenguaje.

Citando el ejemplo que da Lupyman con la frase en inglés “I read the book” (yo leo el libro) que cuando se traduce al ruso, “la palabra ‘read’ especificaría el género del hablante y si la persona ha terminado de leerlo o no. En inglés la frase sería ‘I have finished reading the book’ (he terminado de leer el libro) de una manera no gramatical”.

“La popularidad de un idioma está en función de varios factores históricos“, explicó Lupyman, “el hecho de que el inglés se haya convertido en un idioma global debido a su historia no a su estructura. Pero según un lenguaje se vuelve más popular, distintos tipos de personas con distintos bagajes culturales necesitan aprenderlo”.