Hoy en día hablar una segunda lengua se ha convertido en un requisito indispensable para los trabajadores de muchas empresas. Las compañías, sabedoras que unos trabajadores bilingües pueden ser la diferencia entre una expansión internacional y verse recluidos solamente al mercado español, cada vez buscan que sus trabajadores hablen más idiomas.

Una segunda lengua permite incluso a las empresas orientadas a servicios B2B poder optar a trabajar al servicio de una multinacional que necesite que todas sus filiales hablen, además de la lengua del país donde se encuentran, el de la empresa matriz. No solo el inglés es indispensable sino cada vez más vemos en España empresas francesas, alemanas o suecas que necesitan comunicarse con las filiales y con otras empresas en su lengua nativa para poder comprenderse mejor.

Las empresas españolas cada vez más se decantan por planes de formación integral en idiomas para sus trabajadores para poder expandir su radio de acción a empresas cada vez mayores en tamaño.

Anuncios

Vivimos en un mundo globalizado en el que las distintas empresas necesitan las últimas tecnologías para poder hacer su trabajo de manera efectiva y rápida. La puerta de acceso a la mayoría de los programas informáticos y de las diferentes máquinas suele ser el inglés, por lo que es fundamental que los trabajadores conozcan y dominen la lengua de Shakespeare.

Mi dia

Unos trabajadores que manejan el inglés estarán mejor preparados para afrontar las distintas incidencias que les vayan surgiendo en el manejo de los ordenadores y de los distintos programas, que por lo general no se traducen al castellano. Asimismo, el inglés les abrirá la puerta a la consulta de todo tipo de dudas que puedan aparecer y que se pueden consultar en Internet, ya que por lo general los foros para manejar ciertas tecnologías están escritos en esa lengua.

Aprender inglés es una garantía de que los trabajadores manejarán mejor las herramientas que usan en su día a día y además se podrán informar mejor de los pasos que tienen que seguir en caso de que les surja cualquier duda.

Imagen de Manu Contreras

Según ha publicado Europa Press, el mercado de trabajo “exige personas muy cualificadas para la mayoría de los puestos, siendo necesario contar con otros valores adicionales, como cursos, experiencia, y sobre todo, idiomas“. Los idiomas, pues, son uno de los elementos fundamentales que pueden hacer que un candidato destaque sobre los demás a la hora de lograr un trabajo.

La ETT Page Personal ha explicado que realizar prácticas profesionales en el extranjero”otorga una experiencia personal que fortalece a la persona que lo realiza”, y, además, ofrece una guía “para descubrir todas las ventajas que puede suponer para el desarrollo profesional el realizar prácticas en el extranjero”.

Según la manager de la empresa, Eloisa Reinoso, “a la hora de elegir a un candidato para un puesto de trabajo, se tiene muy en cuenta la fluidez en otros idiomas y la experiencia en empresas internacionales, favoreciendo esto a los candidatos que han realizado prácticas en el extranjero. Además, estas personas suelen destacar “por tener mucha iniciativa y estar muy motivados para asumir nuevos retos”, ha afirmado Reinoso.

Hoy en El País podemos leer un interesante artículo sobre un nuevo dialecto que se está extendiendo por todo el mundo entre los que hablan inglés pero no son nativos de esa lengua. Jean-Paul Nerrière ha sido quien le ha puesto el nombre globish a este idioma, un inglés simplificado, que hablan entre sí las personas que están aprendiendo pero que ya lo usan para comunicarse incluso en situaciones complejas.

Según el reportaje, los profesores temen que esta corriente acabe con una simplificación del idioma o que las personas que lo estudien acaben hablando un mal inglés.

Evidentemente, el globish puede ayudar a saltar la barrera de muchas personas que entienden esta lengua como algo complicado, pero en Babelia Formación pensamos que ya que puedes aprender con profesores nativos, ¿por qué no aprender con profesores nativos que hablen inglés? (Aparte de que no hay nadie que sea nativo en globish…)

Una vez más tenemos estadísticas del nivel de inglés de los españoles. Esta vez la encuesta ha sido realizada por Ipsos y la han publicado en el diario ADN. Llama la atención que, además de ese 41% hay un 22% que dice que lo habla poco o casi nada, con lo que nos juntamos con más de la mitad de la población que no puede comunicarse en la lengua de Shakespeare. No obstante estas cifras, son numerosos los que reconocen que el inglés es un idioma fundamental en la vida diaria y laboral.

Curiosamente, según los datos de esta encuesta, se habla más inglés en las grandes ciudades como Madrid y Barcelona que en otras poblaciones con menos habitantes. Según los expertos del informe, el conocimiento del inglés está muy vinculado al nivel de estudios y al ejercicio de una actividad laboral, así como a la edad y a la clase social.

Cuando alguien se plantea aprender más de un idioma, siempre está pensando en viajes, en ser traductor o profesor, pero lo cierto es que ser bilingüe o trilingüe facilita al que lo es el acceso a todo tipo de trabajos atractivos. Veamos qué posibilidades laborales que no se te suelen pasar por la cabeza se abrirían a quien aprenda más de un idioma:

* Probador de videojuegos: para asegurarte de que se dicen las palabras adecuadas en cada idioma.
* Vendedor de jets para ejecutivos: como los yates son un producto de lujo, es posible que tu target no esté sólo en España y no sólo se comunique contigo en castellano, ¿a qué esperas para aprender inglés?
* Analista deportivo: sólo quien domine más de un idioma se puede ir a otro país de Europa a analizar jugadores de todas partes. Además, tiene el valor añadido de que es posible aconsejar a los que hagan apuestas deportivas por todo el mundo con conocimiento de causa.
* Asignador de tareas internacional: este puesto existe en las multinacionales en las que constantemente está llgando gente de todo el mundo a cubrir los puestos existentes. Las tareas de este puesto serían desde buscar casa hasta buscar una escuela para los niños cuando una persona de tu empresa cambia de país.
* Vendedor de yates de lujo: un puesto similar al de vendedor de jets, pero con la posiblidad también de emplearte como tripulación.
* Organizador de giras para grupos de música: para llevarlas a cabo por toda Europa, reservando lugares de conciertos y hoteles, así como el transporte.
* Editor de arte para una revista internacional.
* Periodista: tanto corresponsal como analista internacional de tendencias de moda o de mercados financieros.
* Asistente para ruedas de prensa, para ser intérprete de deportistas que no conocen el idioma del país en el que jugan.
* Consultor de recursos humanos: viajando por todo el mundo en busca de nuevos talentos para los sectores de tecnología, marketing…

Con la llegada de la crisis, nos encontramos con un mercado laboral algo distinto al que estábamos acostumbrados. Leemos en El País que ante el aumento de candidatos, un 20% de las empresas pide a sus nuevos trabajadores que hablen más de una lengua, lo cual funciona de filtro, ya que un 47% de los españoles afirma no hablar nada más que su idioma materno.

Aunque en Europa es obligatorio el conocimiento de dos lenguas además de la materna, en España la única obligatoria es el inglés, imprescindible en un mundo globalizado como llave para hablar con otros países. Según datos de Randstad, hablarlo aumenta un 44% las posibilidades de conseguir un trabajo, por lo que las distintas academias de idiomas están viendo un aumento en las solicitudes de nuevos alumnos.

Las empresas se hacen cargo de que tener entre sus trabajadores personas que dominan el inglés les garantiza mejorar sus negocios a nivel internacional, por lo que también se están procurando clases para sus empleados, preferentemente con profesores nativos que puedan explicarles los términos específicos usados en su área.

Vía | El País